La Ruta Romántica de Alemania en autocaravana

¡Hola autocaravaneros! Soy Raúl de Autocaravaners y os traigo nueva publicación de viaje en autocaravana por Europa, en esta ocasión te hablaré de la ruta romántica de Alemania en autocaravana. Este viaje lo puedes combinar con la ruta por Baviera en autocaravana que te expliqué hace poco, ya que hay ciudades coincidentes en ambas rutas por el sur de Alemania. Esta ruta la puedes hacer entre 5 y 10 días, dependiendo del tiempo, dinero y ganas que tengas para dedicar a la Ruta Romántica de Alemania. Te llevaré de la mano (o mejor dicho, del volante) a través de este mágico recorrido que he tenido la fortuna de experimentar. ¡Así que arranca motores y acompáñame en esta aventura!

¿Qué es y cuál es el origen de la Ruta Romántica alemana?

La Ruta Romántica (Romantische Straße en alemán) es una ruta turística en Alemania que abarca aproximadamente 400 km y atraviesa varias localidades históricas de Baviera y Baden-Wurtemberg. Se extiende desde Würzburg en el norte hasta Füssen en los Alpes, cerca de la frontera con Austria.

La Ruta Romántica recibe su nombre debido a su pintoresco paisaje y a los encantadores pueblos y ciudades que atraviesa, muchos de los cuales conservan su arquitectura tradicional y ofrecen una visión de la vida medieval y renacentista en Alemania. A lo largo de la ruta, los visitantes pueden disfrutar de castillos, palacios, iglesias y paisajes naturales que evocan la sensación de un cuento de hadas.

El origen de la Ruta Romántica se remonta a la década de 1950. Después de la Segunda Guerra Mundial, Alemania buscaba formas de impulsar el turismo y la economía. Se decidió promover una ruta turística que destacara la belleza y el patrimonio histórico de la región. El nombre «Ruta Romántica» se eligió para evocar una sensación de nostalgia y encanto, guardando relación con el movimiento de romanticismo alemán surgido a finales del siglo XVIII.

Practica este juego si haces tu primer viaje por el sur de Alemania

Una curiosidad si nunca has visitado el sur de Alemania. Al igual que con la ruta por la Selva Negra en autocaravana o la ruta de Baviera, cuando visites un pueblo por carretera debes descubrir si dicha localidad es de práctica protestante o católica. En la entrada y salida de las poblaciones, nos encontramos elementos ornamentales religiosos diferenciales de cada práctica cristiana. Es un vestigio de la Guerra de los Treinta Años cuyo conflicto quedó enmarcado en estas tierras en el siglo XVII. Tómatelo como un juego. Un truco, Baviera es el único estado federal alemán católico por lo que la mayoría de localidades son muy católicas y te darás cuenta de ello.

Mapa de la Ruta Romántica de Alemania
Mapa de la Ruta Romántica de Alemania

1 – Inicio de la Ruta Romántica de Alemania en Würzburg

Würzburg marca el inicio de mi travesía una vez llegué a Alemania en autocaravana desde Barcelona. La idea es hacer la Ruta Romántica de norte a sur, para optimizar los tiempos y recursos (gasolina). Si la ruta la haces en coche, lo ideal es llegar al Aeropuerto de Frankfurt, alquilar allí un vehículo e ir hasta Würzburg donde comienza la ruta.

A orillas del río Meno, esta ciudad no solo es la puerta de entrada a la Ruta Romántica, sino también una joya por derecho propio. Desde que aparcas tu autocaravana, te das cuenta de la riqueza histórica y cultural que yace en cada esquina.

Un pequeño consejo para los autocaravaneros: el centro de Würzburg puede ser complicado para aparcar, así que mejor buscar un estacionamiento en las afueras y moverse a pie o en transporte público. Nosotros aparcamos en Wohnmobilstellplatz Würzburg, un aparcamiento que utilizan AC, camiones y otros vehículos, con servicios, frente al río Meno. Se encuentra a pocos minutos andando del centro de Würzburg.

Würzburg - Ruta Romántica de Alemania en autocaravana
Vistas de Würzburg, la ciudad y el puente

La Residencia de Würzburg

Lo primero que vimos de Würzburg es su majestuosidad Residencia. Este palacio barroco, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, es un testimonio del poder y riqueza de los príncipes-obispos que gobernaron la región. Sus frescos, especialmente el techo pintado por Tiepolo, y sus opulentas salas, nos dejaron boquiabiertos. Te recomiendo informarte de los horarios en todos los puntos turísticos que te voy a explicar, ya que en Alemania tienen unos horarios muy europeos, alejados de los nuestros.

Fortaleza Marienberg

Dominando la ciudad desde lo alto, esta fortaleza fue nuestra siguiente parada. Desde aquí, disfrutamos de unas vistas panorámicas del río Meno y del casco antiguo de Würzburg. Además, aprender sobre su rica historia, que se remonta a la época celta, fue verdaderamente fascinante.

El puente Alte Mainbrücke

Antes de partir, no pudimos resistirnos a dar un paseo por este icónico puente, con sus estatuas de santos y figuras históricas. Y, por supuesto, nos detuvimos a probar un vaso de vino local en uno de los muchos puestos que lo rodean.

2 – Tauberbischofsheim

Tras un breve y placentero trayecto desde Würzburg de unos 40 minutos aproximadamente, llegamos a la encantadora localidad de Tauberbischofsheim. Su nombre, aunque puede resultar un reto pronunciarlo al principio, pronto se convirtió en sinónimo de tranquilidad, historia y belleza natural.

Las calles adoquinadas de Tauberbischofsheim son como páginas de un libro que te cuenta historias de épocas pasadas. Los edificios de entramado de madera, típicos de la región, junto con fachadas ornamentadas, revelan el carácter histórico y la rica herencia de este lugar.

Tauberbischofsheim - Ruta Romántica de Alemania
Tauberbischofsheim – Plaza del Mercado

El Marktplatz

En el corazón de la ciudad, encontramos el Marktplatz o Plaza del Mercado. Es muy común y tradicional encontrar este tipo de espacios en el sur de Alemania y con este nombre concretamente. Las plazas de los mercados medievales eran el verdadero corazón de las localidades de centro Europa, Tauberbischofsheim no es una excepción.

Este espacio vibrante, rodeado de construcciones históricas, es el lugar perfecto para observar la vida local y absorber la atmósfera de la ciudad. Aquí se encuentra el Rathaus (Ayuntamiento) con su impresionante fachada renacentista, un recordatorio de los tiempos en que la ciudad prosperaba gracias al comercio y la artesanía.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
Viajar a Europa Park en Rust en autocaravana desde Barcelona

Iglesia de San Martín

Un poco más adelante, descubrimos la Iglesia de San Martín, un edificio gótico que destaca en el paisaje urbano con su torre puntiaguda. Al ingresar, la serenidad del lugar y las vidrieras coloridas crean una atmósfera casi mística. Dicen que si llegas temprano por la mañana, los rayos del sol que atraviesan las ventanas crean un espectáculo de luces y sombras que no querrás perderte.

Torre Kurmainzische

Continuando nuestro paseo por la ciudad, llegamos a la Torre Kurmainzische, una fortificación que una vez sirvió para proteger la ciudad. Hoy en día, tras una pequeña escalada, ofrece una vista panorámica del entorno, mostrando la fusión entre la naturaleza del valle del Tauber y la ciudad.

Como ya hemos hablado la localidad ofrece varias zonas de estacionamiento para vehículos de nuestro tamaño, lo que facilita el acceso y la estancia. Y, aunque la tentación de cocinar en nuestra propia autocaravana siempre está presente, os recomiendo probar la gastronomía local. Desde deliciosas salchichas hasta postres tradicionales, la comida en esta región es simplemente exquisita.

Antes de partir hacia nuestro próximo destino, nos detuvimos en un pequeño café junto al río Tauber. Sentados allí, con una taza de café en la mano y el sonido relajante del agua fluyendo, reflexionamos sobre lo bien que viven los alemanes jajaja.

3 – Bad Mergentheim

El paisaje entre Tauberbischofsheim y Bad Mergentheim es sencillamente encantador. Suaves colinas y viñedos se extienden a lo largo del camino en una breve travesía de 20 minutos entre la anterior parada y la actual.

Bad Mergentheim es conocido, sobre todo, por sus balnearios y aguas termales. Sus propiedades curativas han atraído a visitantes durante siglos. Si puedes aprovechar la ocasión, relájate en uno de estos balnearios, haz la reserva con antelación sino no tendréis posibilidad. Sumergirse en aguas termales mientras te rodea el paisaje verde de la región tiene pinta de ser una experiencia espectacular. Nosotros no reservamos y fue una pena, ¡avisado quedas!

Otro consejo que te doy: encontramos un área especial para autocaravanas cerca del centro, se llama Stellplatz Jahnstrasse y tienes más información aquí. Una ubicación ideal para explorar la ciudad sin preocupaciones.

El castillo de Mergentheim

Este castillo, que en tiempos fue la sede de la Orden Teutónica, es un testimonio del poder y la influencia que tuvo esta orden militar y religiosa en la región. El museo dentro del castillo ofrece un recorrido fascinante por la historia de la orden y su papel en Europa. Los jardines que rodean el castillo, con sus fuentes y áreas verdes, son ideales para un paseo relajante.

El encanto del casco antiguo

Obviamente dimos un paseo por el casco antiguo de Bad Mergentheim. Calles adoquinadas, edificios con entramado de madera y plazas acogedoras nos hicieron sentir como si hubiéramos viajado en el tiempo. Es una localidad tranquila, con pequeños cafés y pastelerías por doquier. Pasear por estas ciudades del sur de Alemania te hace replantear lo que previamente puedes pensar de los alemanes. Aquí la vida es apacible y saben disfrutar de su entorno, sus paisajes y gastronomía.

El parque de vida silvestre

Finalmente, no podíamos dejar Bad Mergentheim sin pasear por el Parque de Vida Silvestre, a las afueras de la ciudad. Ideal para familias o simplemente amantes de la naturaleza, este parque ofrece la oportunidad de ver de cerca animales autóctonos en un entorno que simula su hábitat natural. Para nosotros, fue una pausa donde comimos en uno de los bancos del parque unos «Mergentheimer Kuchen«, un dulce local comprado en el centro durante nuestro paseo anterior.

4 – Viajar a Weikersheim

A solo 15 minutos en autocaravana de Bad Mergentheim se encuentra nuestro siguiente destino, Weikersheim. Si tienes tiempo puedes hacer ambas ciudades el mismo día. El camino aunque breve fue muy agradable: extensos campos verdes, pequeños pueblos y el ocaso que tiñe el cielo de tonos anaranjados y rosados.

Weikersheim, aunque pequeño, es rico en historia y cultura. Pasear por sus calles estrechas y serpenteantes fue como dar un paso atrás en el tiempo. Las casas son las típicas del sur de Alemania y tienen el mismo estilo de las ciudades antes visitadas. Están adornadas con flores y detalles que reflejan el orgullo de sus habitantes por su patrimonio.

Es curioso como en los viajes al sur de Alemania en autocaravana, nos hemos encontrado en todos sus pueblos, ciudades, casas y calles adornadas por flores preciosas muy bien cuidadas. En la plaza principal, nos encontramos con músicos locales que tocaban melodías tradicionales, sumergiendo aún más el ambiente en magia.

Iglesia de San Jorge

A poca distancia del mercado, la Iglesia de San Jorge se alza con su impresionante arquitectura gótica. Su interior, con vitrales coloridos y un altar ornamentado, ofreció un espacio tranquilo para reflexionar y apreciar el arte religioso.

Schloss Weikersheim

Dominando la ciudad, el Castillo de Weikersheim es una joya renacentista que ha permanecido asombrosamente bien conservada. Durante nuestra visita, quedamos impresionados con las salas ornamentadas y los frescos que decoran sus paredes. Sin embargo, lo que verdaderamente robó nuestro aliento fueron los jardines barrocos que se extienden detrás del castillo. Con fuentes, estatuas y un diseño paisajístico meticuloso, estos jardines parecen sacados de un cuento de hadas.

Camping Schwabenmühle

Para nosotros, viajar en autocaravana significa tener la libertad de decidir dónde y cuándo parar. A las afueras de Weikersheim se encuentra el Camping Schwabenmühle con un área de picnic junto a un arroyo. La oportunidad de preparar nuestra comida al aire libre, rodeados de naturaleza y con el sonido del agua de fondo, fue uno de esos momentos invaluables que solo un viaje en autocaravana puede ofrecer.

Camping en Weikersheim
Fotografía de Philipp Arnd Rössel del Camping Schwabenmühle en Weikersheim

5 – Rothenburg ob der Tauber en autocaravana

Aproximadamente a 35 minutos desde Weikersheim a través de la carretera L1020 llegamos a Rothenburg ob der Tauber. Teníamos expectación al llegar, ya que habíamos escuchado maravillas de esta ciudad, y ver las primeras torres y murallas al acercarnos solo aumentó nuestra emoción. A veces tener mucho hype por un destino es malo, ya que al descubrirlo puedes desanimarte al no cumplir las expectativas. En nuestro caso con Rothenburg ob der Tauber no fue así.

La ciudad es consciente de la creciente popularidad de los viajes en autocaravana y, por lo tanto, ofrece varias áreas de estacionamiento específicas para AC. Nos estacionamos a las afueras, en un área bien equipada que ofrecía facilidades como suministro de agua y electricidad. Desde allí, fue fácil acceder al centro a pie, permitiéndonos explorar sin preocupaciones.

Murallas medievales

Nada más llegar, decidimos comenzar nuestro recorrido por las impresionantes murallas que rodean la ciudad. Caminar sobre ellas, con vistas panorámicas de los tejados rojos y las torres de vigilancia, nos dio una auténtica sensación de retroceso en el tiempo. Estas fortificaciones, que han protegido a Rothenburg durante siglos, son un testimonio del pasado medieval de la ciudad.

Es maravilloso ver que tanto en Rothenburg ob der Tauber, Bad Mergentheim, Würzburg, Tauberbischofsheim o la actual Rothenburg ob der Tauber, tienen cuidadas sus murallas, fortalezas, castillos y torres defensivas. Con que mimo cuidan su legado histórico y cultural. Se nota que las instituciones gubernamentales se han preocupado de proteger estos vestigios del pasado para que podamos disfrutarlos y conocerlos en la actualidad. Nuestras instituciones deberían aprender de esto, siendo España el país con más castillos y fortalezas del mundo, no tenemos la suerte de encontrarnos estas fortificaciones en tal estado.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
Austria en autocaravana, Viena, Tirol y las mejores rutas

Plaza del Mercado (Marktplatz)

Descendiendo de las murallas, nos dirigimos al corazón de la ciudad: la Marktplatz. Esta plaza vibrante, con su ayuntamiento renacentista y la Fuente de San Jorge, es un hervidero de actividad. Los edificios históricos, tiendas y cafés crean un ambiente que combina el encanto del pasado con el bullicio del presente.

Museo del Crimen

Uno de los lugares curiosos que visitamos fue el Museo del Crimen. No solo muestra instrumentos de tortura y castigo utilizados en la Edad Media, sino que también nos ofrece una visión de cómo se veía la justicia en aquel entonces. A ver, seguramente los lugareños lo verán como un caza turistas y aunque a nosotros nos gustó, puede ser una visita que puedas omitir al llegar a Rothenburg sino tienes mucho tiempo para dedicar a esta ciudad.

La calle Herrngasse y la Torre del Reloj

Mientras paseábamos, nos topamos con la famosa Herrngasse, una de las calles más fotografiadas de Alemania. Y no es para menos, su encanto reside en las casas con entramado de madera y las tiendas tradicionales que la flanquean. Al final de esta calle, nos encontramos con la Torre del Reloj, desde donde se puede disfrutar de una maravillosa vista de la ciudad.

Calle Herrngasse y Torre del Reloj en Rothenburg
Calle Herrngasse y Torre del Reloj en Rothenburg

6 – Dinkelsbühl

El trayecto hacia Dinkelsbühl en autocaravana duró poco menos de 1 hora por la A7. Nos ofreció paisajes pintorescos que parecían sacados de un lienzo: extensos campos verdes, bosques densos y pueblos tradicionales. Como todos los trayectos por el sur de Alemania que hemos hecho en autocaravana, el verde de los árboles del camino contrasta con la piedra de los pueblos y sus calles llenas de flores de colores. Hacer una parada no prevista en los trayectos de la Ruta Romántica de Alemania no es una idea descabellada, ya que podrás descubrir localizaciones que nosotros no tuvimos en cuenta pero no por ello menos bonitas o visitables.

Dinkelsbühl resultó ser increíblemente amigable para los autocaravanistas como nosotros. Hay un área de estacionamiento especialmente designada para autocaravanas cerca de la entrada de la ciudad, aquí tienes más información. Con todas las comodidades necesarias y un fácil acceso al centro histórico, fue el lugar perfecto para hacer una pausa y descansar.

Murallas y puertas de la ciudad

Dinkelsbühl, al igual que Rothenburg, ha conservado gran parte de sus murallas medievales y puertas. Comenzamos nuestra exploración paseando a lo largo de estas fortificaciones, admirando las antiguas torres de guardia y las vistas de la ciudad que ofrecían. Cada puerta, como la famosa Nordlinger Tor, tiene su propia historia y carácter.

Plaza del Mercado (Marktplatz)

El corazón de Dinkelsbühl es su Marktplatz. Rodeada de coloridas casas con entramado de madera y edificios históricos, esta plaza bulle de actividad. El Ayuntamiento, con su fachada ornamentada y su torre, es un testigo imponente de la rica historia de la ciudad.

Iglesia de San Jorge

Esta iglesia gótica, con sus impresionantes vitrales y su artística arquitectura, es un lugar de paz y contemplación. Dentro, la luz que se filtra a través de los vitrales ilumina de forma mágica las esculturas y el altar, creando un ambiente casi etéreo.

Y si visitas Dinkelsbühl en julio 

Tuvimos la suerte de visitar Dinkelsbühl durante uno de sus festivales tradicionales que se celebra a mediados de julio (fechas ideales para hacer la Ruta Romántica de Alemania). El «Kinderzeche» es un evento histórico que celebra la valentía de los niños de la ciudad durante la Guerra de los Treinta Años. Con desfiles, música y bailes, el festival brinda a los visitantes una mirada única a las tradiciones y el patrimonio de la región. Ves a niños vestidos con trajes tradicionales, puestos de comida y espectáculos en cada calle del centro.

7 – Nördlingen

El mejor trayecto de Dinkelsbühl a Nördlingen se realiza a través de la carretera B25 y el trayecto dependiendo del tráfico puede demorarse entre media hora y tres cuartos de hora. La carretera nos llevó a través de paisajes cambiantes hasta que las peculiares características de Nördlingen comenzaron a distinguirse en la distancia. Esta ciudad, famosa por estar construida dentro de un cráter de meteorito, prometía una experiencia única en nuestra travesía por la Ruta Romántica.

Para los viajeros en autocaravana, Nördlingen ofrece zonas de estacionamiento especiales. Nos acomodamos en un área tranquila a las afueras, con vistas a las murallas iluminadas. Fue un lugar perfecto para descansar y relajarse tras un día de exploración.

Nördlingen - Ruta Romántica de Alemania
Nördlingen

El cráter Ries

Nördlingen se asienta en el cráter Ries, formado por el impacto de un meteorito hace unos 14 millones de años. Uno de los primeros puntos que visitamos fue el «Rieskrater Museum«. Aquí, pudimos aprender sobre la colisión cósmica que formó esta singular estructura geológica y cómo influyó en el desarrollo y la historia de la ciudad.

Murallas y torres de defensa

Al igual que otras ciudades de la Ruta Romántica, Nördlingen cuenta con imponentes murallas medievales que aún se conservan casi en su totalidad. Lo que las distingue es que se pueden recorrer completamente, ofreciendo vistas panorámicas de la ciudad y del paisaje circundante del cráter. Afortunadamente no fueron blanco de los bombardeos en la Segunda Guerra Mundial.

Iglesia de San Jorge

Dominando el horizonte de Nördlingen, la iglesia de San Jorge es una maravilla arquitectónica gótica. Decidimos subir a su torre, conocida como «Daniel«, y desde allí tuvimos una vista impresionante de toda la ciudad y del borde del cráter Ries.

Mercado y casco histórico

El corazón palpitante de Nördlingen es su plaza de mercado, como en todas las localidades de esta ruta en autocaravana. Rodeada de pintorescas casas con entramado de madera y edificios históricos. Mientras paseábamos, las calles adoquinadas nos contaban historias de tiempos antiguos, de comerciantes y artesanos que dieron vida a esta encantadora ciudad. Aún se respira ese ambiente y puedes encontrar tiendas de artesanía muy interesantes en el casco antiguo que atestiguan este pasado.

Museo del Ferrocarril Bávaro

Y para concluir nuestra visita a Nördlingen, tanto si vas con niños o no, si eres aficionado a los trenes antiguos debes hacer parada aquí. Como en el resto de atracciones de nuestro viaje, hay que revisar horarios ya que los alemanes tienen horarios muy ajustados para hacer visitas y debemos tenerlos en cuenta para planificar nuestras vacaciones. Visita la web en inglés del museo aquí.

El Museo del Ferrocarril Bávaro en Nördlingen es una joya para los aficionados a los trenes. Alberga una impresionante colección de locomotoras y vagones históricos, ofreciendo un viaje al pasado ferroviario de Baviera. Una visita imprescindible para entender la evolución del transporte en esta región alemana.

8 – Augsburg

El viaje hacia Augsburg (Augsburgo) nos llevó por paisajes más urbanos, evidenciando nuestra aproximación a una de las ciudades más antiguas de Alemania. El trayecto puede demorarse cerca de hora y media. Con más de 2000 años de historia y un legado romano, Augsburg nos abrió sus puertas a un mundo de cultura, arquitectura y tradición bávara.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:
Ruta por Baviera en autocaravana ¡Múnich y mucho más!

La ciudad está bien preparada para recibir visitantes en autocaravana, con zonas de estacionamiento equipadas cerca del centro. Aunque más urbanizada que otras paradas en nuestra ruta, Augsburg ofrece facilidades y un entorno amigable para los viajeros sobre ruedas.

Ayuntamiento y la Sala Dorada

El Ayuntamiento de Augsburg es una obra maestra del Renacimiento. Su impresionante arquitectura es solo superada por la magnificencia de la Sala Dorada, una habitación ricamente decorada que refleja la prosperidad de Augsburg en su apogeo.

Ayuntamiento de Augsburgo
Ayuntamiento de Augsburgo

Fuggerei

Augsburg es hogar de la Fuggerei, la colonia social más antigua del mundo aún en uso. Fundada en 1521 por Jakob Fugger, esta serie de viviendas fue creada para dar refugio a los ciudadanos más necesitados. Un recorrido por sus tranquilas calles es como retroceder en el tiempo.

Catedral de Augsburg

Esta histórica catedral, con sus vitrales que datan de los tiempos del rey Carlomagno, es un lugar de devoción y arte. Sus tallas intrincadas y la atmósfera serena la convierten en un oasis de paz en medio del bullicio de la ciudad.

Distrito de los canales

Augsburg se distingue por su ingeniosa red de canales, herencia de su pasado como centro de textiles. Pasear por este distrito es disfrutar de molinos restaurados, antiguas torres de agua y elegantes puentes. El Agua Monumental de Augsburg, un sistema hidráulico del siglo XV, es ahora Patrimonio de la Humanidad.

9 – Harburg

El trayecto hacia Harburg de entre 45 minutos y 1 hora, fue un refrescante cambio de ritmo tras la vibrante vida urbana de Augsburg. La carretera B2 que ya hemos utilizado anteriormente, nos guió a través de bosques densos y paisajes rurales hasta que la imponente silueta del Castillo de Harburg se alzó frente a nosotros, dominando la escena desde su posición en una colina.

Para aquellos que viajan en autocaravana como nosotros, Harburg resulta acogedor y conveniente. Hay un área de estacionamiento especialmente designada cerca del castillo, con servicios básicos y un acceso fácil a los principales puntos de interés. La tranquilidad de la noche en Harburg nos ofreció un descanso perfecto, bajo la vigilante mirada del histórico castillo.

Harburg - Ruta Romántica Alemana
Castillo y pueblo de Harburg

Castillo de Harburg

Sin duda, el principal atractivo de Harburg es su castillo, uno de los castillos medievales mejor conservados de toda Alemania. Al llegar, nos vimos transportados a la Edad Media, rodeados de torres, almenas y murallas fortificadas. Un recorrido guiado (consultar previamente disponibilidad en su página web aquí) nos ofreció la oportunidad de descubrir la rica historia del castillo, desde sus inicios en el siglo XI hasta su papel en conflictos regionales y eventos históricos.

El Puente Antiguo

Cruzando el río Wörnitz, el Puente Antiguo de Harburg es una estructura pintoresca que ha resistido el paso del tiempo. Desde él, obtuvimos unas vistas panorámicas del castillo y del paisaje circundante, creando un momento fotográfico perfecto (ver imagen superior).

Centro histórico de Harburg

A pesar de su tamaño modesto, el centro histórico de Harburg tiene su propio encanto. Calles adoquinadas, casas tradicionales de madera y plazuelas acogedoras nos invitaban a pasear y a disfrutar de una atmósfera serena y auténticamente alemana.

10 – Füssen y el Castillo de Neuschwanstein

El camino de Harburg a Füssen de algo más de 2 horas en autocaravana por la B17 fue agradable. Mientras nos acercábamos a Füssen, el paisaje se tornaba cada vez más alpino, con montañas elevándose majestuosamente a nuestro alrededor. Pero incluso estas impresionantes montañas paleaban en comparación con el primer vistazo al Castillo de Neuschwanstein, que apareció como un sueño entre la bruma, con su icónica silueta recordándonos a los cuentos de hadas.

La ciudad de Füssen está bien adaptada para los visitantes en autocaravana, con áreas designadas para estacionarse y servicios a disposición. Aprovechamos para quedarnos una noche más en las cercanías, permitiéndonos sumergirnos completamente en la atmósfera mágica de este último tramo de la Ruta Romántica. El camping donde hicimos noche está a unos 20 minutos caminando hacia el castillo, así que andamos hasta allí aunque fuera en línea ascendente, mereció bastante la pena la verdad.

Castillo de Neuschwanstein

Considerado uno de los castillos más famosos del mundo, Neuschwanstein fue la creación del rey Luis II de Baviera, a menudo llamado el «Rey Loco». Inspirándose en la ópera y la mitología, creó esta maravilla arquitectónica que luego sirvió de inspiración para el castillo de la Bella Durmiente de Disney. La visita guiada nos llevó a través de salas opulentamente decoradas, pasajes secretos y balcones con vistas panorámicas al paisaje alpino.

Ruta en autocaravana por Baviera - Castillo de Neuschwanstein
Castillo de Neuschwanstein

Es importante saber que este castillo es la atracción más visitada en Alemania, no ya de turistas como nosotros, así como de italianos, franceses, suizos y austríacos, sino también de los propios alemanes. Dicho lo cual insistir que sino tienes entradas compradas con antelación te será muy difícil visitar el castillo por su alta demanda. Se previsor y compra las entradas con mucha antelación.

Füssen

Luego de quedar hechizados por Neuschwanstein, Füssen nos ofreció un contraste encantador. Esta ciudad histórica al borde de los Alpes posee un encanto medieval, con calles estrechas, edificios coloridos y el impresionante Monasterio de San Mang. Paseando a orillas del río Lech, pudimos disfrutar de la armoniosa combinación de naturaleza y arquitectura.

Lago Alpsee

A poca distancia del castillo, el Lago Alpsee es una joya natural que brinda una serena pausa. Nos tomamos un momento para caminar por sus orillas, disfrutar de un picnic y simplemente admirar la tranquila belleza del lago con las montañas como telón de fondo.

Conclusión: La magia de la Ruta Romántica en Autocaravana

Después de recorrer los paisajes cambiantes, las ciudades históricas y los castillos míticos de la Ruta Romántica de Alemania, nos encontramos al final de esta inolvidable travesía. Una aventura que nos llevó desde las ricas tradiciones de Würzburg hasta la majestuosidad del Castillo de Neuschwanstein, proporcionando una profunda inmersión en el corazón de la cultura y la historia alemana.

Viajar en autocaravana nos brindó una libertad y flexibilidad sin igual. Pudimos marcar nuestro propio ritmo, detenernos donde y cuando quisiéramos, y vivir cada momento al máximo. La naturaleza íntima y personal de la experiencia en autocaravana nos permitió conectarnos con cada destino de una manera que no sería posible con otros medios de transporte.

Ahora, mientras nos preparábamos para regresar a Barcelona, sabíamos que el viaje aún no había terminado. Cada kilómetro que recorremos nos brinda nuevas vistas, nuevas oportunidades para descubrir y aprender. Y aunque dejamos atrás la Ruta Romántica, nos llevamos con nosotros recuerdos imborrables y historias para contar.

5/5 - (22 votos)
Autor de este artículo
Raul Ortega Herrero de Autocaravaners

Raul Ortega Herrero

- CEO y fundador de Autocaravaners desde 2018.
- Más de 20 años viajando en autocaravana por toda Europa.
- Mecánico profesional y taxista durante 18 años.
- Ha ocupado todos los puestos de dirección en una junta del sector.

Dejar una respuesta

Proceed Booking